The Rapture en sala Razzmatazz (Noviembre 2011)

The Rapture llegaron ayer a Barcelona con ganas de celebrar. Se trataba de la última parada del tour de presentación de su último disco, In The Grace Of Your Love, un disco con el que han vuelto después de cinco años de silencio, en el que desaparecieron del mapa y los fans se conformaron con revivir el viejo Echoes, un disco que en contexto de fiesta no caduca nunca. En estos cinco años ha pasado de todo: el bajista dejó el grupo, y el líder, el carismático Luke Jenner tuvo que lidiar con una situación personal bastante fuerte, a causa del suicidio de su madre. Ahora, cinco años después, el título del nuevo disco transmite la sensación positiva que pretenden recuperar, el amor como tabla de salvación.

En los exteriores de Razzmatazz había mucha expectación por este despertar musical después de un largo periodo de hibernación. “Yo hace seis años era muy fan, no he escuchado el nuevo disco”. Muchos de los asistentes venían preparados para revivir los hits de este grupo, Echoes es un disco lleno de ellos. Una vez dentro, el público era como una masa impaciente que se movía al unisono al son del hilo musical previo a conciertos que ponen en Razzmatazz. Había ganas ya de mover el esqueleto, la juerga futura se palpaba en el ambiente y la impaciencia apremiaba.

Después de la entrada triunfal de Gabriel Andruzzi tropezándose con la guitarra, entraron los demás miembros con Luke Jenner a la cabeza (“si parece un chavalín”, gritaron algunos), que casi dando saltitos se acercó al micro y sin mediar palabra pronunció la primera línea de “In The Grace Of Your Love” y fue como si no hubiera pasado el tiempo. La voz de Jenner sigue siendo brutal en escena, es uno de esos cantantes que ganan en calidad en pleno directo. De deja la garganta en sus característicos grititos pero en seguida recupera un tono perfecto, limpio. Siguieron con “Never Gonna Die Again”, y rescataron la canción que da título al Pieces of People That We Love. Y para la cuarta canción, la gente estaba totalmente entregada al dios del baile. Acogieron “Get Myself Into it” bailándola como si no hubiese mañana. “Killing” fue la primera canción del Echoes que tocaron, para luego dar paso a dos hits: “Whoo..Alright – Yeah…Uh Uhh” y la rotunda “House of Jealous Lovers”. El público entraba en trance. Luego bajaron un poco (solo un poco) las revoluciones con dos de sus canciones más electrónicas, “Olio” y “Come Back To Me”. Siguieron con la canción que abre el In The Grace of Your Love, “Sail Away”, que esperamos sea un single en breve. Épica, es la máxima expresión de la buena dirección por la que va el grupo. Y para acabar el concierto antes de los bises, la archiconocida, gracias a Misfits, “Echoes”, en la que el público echó el resto. Nathan hubiera estado muy orgulloso. Y para los bises, tres canciones del nuevo disco, la tierna“Children”, la más regular Miss You y para cerrar una noche de baile continuo, la más esperada, “How Deep Is Your Love?” durante la cual era cómico ver como algunas parejas se enfrentaban bailando preguntándose cara a cara lo profundo de su amor. Muy teatral todo.

The Rapture cerraron así su gira europea con un show que no defraudó a nadie y que consagró más aún a sus fans, que ya no podrán decir eso de “hace seis años”. In The Grace Of Your Love es un buen disco que seguramente les dará más de una alegría. Con una perfección técnica increíble, el grupo de Nueva York ha demostrado que no hace falta tirarse al público o tener diarrea verbal para que la gente se divierta. Solo basta con cantar, tocar y bailar.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>