PARADE en la Sala Be Cool

Ya habíamos visto a Parade en directo hace dos años y pico en la sala Pop de Razzmatazz durante su presentación en tierras catalanas del anterior disco “Todas las estrellas” (Spinic, 2006). Como no podía ser menos acudimos a la Sala BeCool, de buena acústica e iluminación, pero de relativamente difícil acceso (aún no llega el metro) y de precios altos en las consumiciones.

Continente:

Parade es Antonio Galvañ, un profesor de música murciano que lleva a cuestas cinco discos publicados en unos diez años. Suele acompañarse durante las actuaciones de guitarra, teclado, samplers electrónicos y voz femenina. Sus cuatro primeros trabajos fueron publicados por Spinic hasta su desaparición: “Parade” (1998), “Consecuencias de un mal uso de la electricidad” (2000), “Inteligencia artificial” (2003) y el ya nombrado “Todas las estrellas”. En la actualidad ha fichado por Jabalina con la cual ha editado su última obra “La fortaleza de la soledad” (2009), cuyo origen remite indiscutiblemente al refugio y cuartel general de Superman en DC Comics.

En Parade se hacen evidentes tantas influencias y tantas referencias que estamos dispuestos a afirmar que muchas pasan inadvertidas, pero, en ocasiones, porque él mismo así lo muestra y, en ocasiones, porque nuestro acervo cultural no es tan distinto del suyo, se nos codifica y se nos hace una traslación de sentido auditivo y sentido visual a recuerdo mental. Entre el cine encontramos “Metrópolis” (Fritz Lang, 1927), “El último hombre vivo” (Boris Sagal, 1971), “Inteligencia artificial” (Steven Spielberg, 2001), “Regreso a la Tierra” (Joseph M. Newman, 1955), “La cosa del pantano” (Wes Craven, 1982), “Un hombre lobo americano en Londres” (John Landis, 1981), múltiples series B de la ciencia ficción de los 50 y 60, las japonesas de Godzilla y diversos monstruos como “Mothra” (Ishiro Honda, 1961), animes como “Akira” (Katsuhiro Otomo, 1988) y, por encima de todas, “Blade Runner” (Ridley Scott, 1982).

Entre la música son fácilmente reconocibles ecos de Bob Dylan, David Bowie, Sigue Sigue Sputnik, los Queen de “A Night at the Opera”, Franco Battiato, Stereolab, Kraftwerk, Family, Astrud y, por momentos, Belle & Sebastian.

Parade es un muy apreciable teclista (y últimamente ha rebajado la electrónica para centrarse en el piano), un buen melodista, pero, por encima de todo, es un excelente letrista con una sólida y coherente carrera como compositor girando en torno a temas como la ciencia ficción, la tecnología, la física cuántica, la astronáutica, el universo de monstruos entrañables y de zombis como epítomes del romanticismo y la soledad, los superhéroes de tebeo y las prospectivas, es decir, el futuro y la evolución de la humanidad.

Contenido:

Parade ha ofrecido un concierto rozando la redondez con grandes temas de todos sus discos (el único pero es un par de nadir de sus “canciones de amor” entre tanto zenit de esa esfera que supuso su actuación). Nos ofertó clasicazos que fueron cantados a coro como “Metaluna”, “Primer contacto”, “Niño zombi”, “Estación espacial”, “Cuando besó a la cosa del pantano”, “Autopistas elevadas”, “El último hombre vivo”, “Romance morlock” y artefactos de juguete como “Flora Rostrobruno”. Sólo echamos de menos la espléndida “Gagarin en Calabuch”. Como es habitual en sus conciertos también nos deleitó con tres versiones: “La estación de los amores”, de Battiato; “La canción de Mothra”, de la banda sonora en japonés de la película antes citada (y sí, Parade la cantó en japonés) y “Vestida de novia”, de Palito Ortega, cuyo final representó también el final del concierto.

Todas ellas tamizadas por el ya clásico estilo Parade: cambio de ritmo a mitad, muchos coros y final raro.

Una actuación para disfrutar y para recordar. Una actuación para llegar a casa y volver a escuchar todos sus temas y aprenderse las letras y googlear referencias. Una actuación para repetir. Parade, vuelve a Barcelona siempre que quieras. Iremos. Estoy seguro que también opinan eso personalidades de la escena barcelonesa que asistieron como Mr. Nilson, Manolo de Astrud (y su embarazadísima pareja) y Fatality.

______________________

Camilo Penzo

Redacción

The following two tabs change content below.

Deja un comentario