Broche de oro para la clausura del Mas y Mas Festival

01

Para su única visita a España, el californiano Aloe Blacc ha elegido el Mas y Mas Festival y su escenario: el Palau de la Música. Le precedían una cantante catalana, Izah, que se desenvuelve muy bien en el jazz y en inglés, casi pareciendo una artista venida también del otro lado del charco. Ambos intérpretes iban acompañados de buenas bandas, aunque la de Blacc tenía una identidad propia muy marcada y un feeling con el cantante impresionantes.

Tras los 45 minutos de Izah en los que interpretó varios temas en inglés y dos en castellano, Aloe Blacc hizo acto de presencia pasadas las 22h. y después de que sus músicos: un teclista, un bajista, un guitarra, una batería, un saxofonista y un trompetista, se marcaran un solo de 3 minutos. El cambio en el ambiente fue apreciable. Mientras que se notaba el todavía desconocimiento hacia Izah, el público aplaudió desde el primer pie de Blacc en el escenario, que inició la puesta en escena con un vibrante Tonight goin’ downtown.

Sin perder la sonrisa en ningún momento y moviéndose por todo el tablado, continuó con Hey brother y Good things. Entonces se dirigió por primera vez al público. Había saludado, pero esta ocasión daría pie a otras en las que se explayaría para describir un poco el origen de sus canciones y su música. Se mostró cercano y no dejó de hacer hincapié de que el quería compartir su música, que la gente se relajara, se riera, bailara y la disfrutara. Antes de interpretar la siguiente canción, Lift your spirit, explicó que él no pretendía dedicarse a la música, tenía un trabajo, estudiaba y era solo un hobby. Pero un día se quedó sin trabajo, no sabía qué estudiar y siguió con la música… hasta ahora. Había tenido suerte y ahora estaba en el Palau de la Música. Él podrá llamarlo suerte, la gente que estábamos allí sabemos que él tiene algo, nadie baila como él, nadie se mueve como él y, sobre todo, nadie canta como lo hace él con ese toque que le caracteriza y esa voz con la que nació.

La locura de la noche llegó con I need a dollar. Todo el mundo se puso en pie y cantó cada letra de la canción. Ya se había llevado a todo el público a su terreno y tan solo llevaba la mitad del repertorio. Volvió a hablar y se puso romántico con Love is the answer, a la que siguió The man, con la que la gente se puso de nuevo en pie. Había pasado una hora y Blacc, sus músicos y el público estaban en pleno delirium tremens, más todavía cuando empezó a sonar Soldier in the city, otro de sus temas más bailables. Tras esta canción, dio los respectivos momentos de gloria a sus músicos, que demostraron porqué Blacc cuenta con ellos. Los sensuales acordes de You make me smile dieron paso al “hit” de Avicii, Wake me up, con un toque de guitarra acústica en lugar de la eléctrica. Evidentemente, todo el mundo estaba en pie y ya no se volvería a sentar ni con Loving you is killing me, ni con el bis, que fue Can you do this? tras unos merecidos cinco minutos de aplausos y silbidos. Se hicieron de rogar, pero salieron y Aloe Blacc demostró que estaba feliz y le gusta hacer feliz a su público, por lo que les invitó a subir al escenario.

Fue una hora y media de concierto en el que Blacc repasó los grandes temas de sus dos discos Good things y Lift your spirit y convenció a un público que abarcaba todas las edades y nacionalidades. Esperamos que vuelva, y a otras ciudades de España para que más gente pueda disfrutar de su directo.

Gracias a la organización de Más y Más Festival por abrirnos las puertas.

3

The following two tabs change content below.

Deja un comentario